IX El Ermitaño

Spread the love
    

 El Ermitaño + La Rueda de la Fortuna:

—  Estamos ante una persona reflexiva, con experiencia en la vida. Sabe, que los obstáculos y oportunidades surgen aleatoriamente, conoce el camino y no se asusta, pues ya experimentó el efecto de la Rueda otras ocasiones; ahora arriba, ahora abajo. Así es el ciclo de la vida, y esta persona ya anda en la aceptación. Está preparado para lo que pueda venir, y lo sorteará de la misma forma si es positivo o negativo.
—  Capacidad de afrontar los baches e impedimentos de los problemas que impiden a las personas avanzar. Se podría decir, que sabe guardar el pasado atrás, sabe vivir el presente, y esperar sin miedo el futuro.

El Ermitaño + La Fuerza:

—  Dos cartas místicas, nos refieren siempre al interior de las personas o cosas, a la capacidad de reflexión y transmite un mensaje; la respuesta está en tu interior, no escuches consejos ajenos, pues solo tú conoces la respuesta. Escúchate, sin condicionamientos ni ideas preconcebidas, libérate, y hallarás la verdad.
—  Persona o grupo, que practica meditación transcendental. Meditación.

El Ermitaño invertida + La Fuerza invertida:

—  Atención a esta combinación, esta refiriéndose a las malas intenciones, las malas acciones que realiza alguien con o sin motivo contra el consultante. Esta persona tiene una maldad y resentimiento en todo lo que hace, egoísta y espíritu poco avanzado que se encarga de romper la armonía, o la estabilidad en la vida de otros, a los que quizás no soporte por su éxito, o simplemente por su vida realizada y feliz.
—  Puede darse en personas capaz de hacer el mal con “el mal de ojo”, o las que lanzan maldiciones, de las que se cumplen.

El Ermitaño + El Colgado:

—  Arrepentimiento por hechos del pasado.
—  Actitud de aceptación de uno mismo y sus circunstancias, conocimiento de la verdad. El Colgado está haciendo que vea las cosas distintas, al revés que las vio siempre, porque en estos momentos contacto con su verdadero Yo.

El Ermitaño + La Muerte:

—  Esa persona que puede representar, pasó el umbral, se vio a sí mismo y se descubrió. Ahora, con otro conocimiento sobre la existencia del ser humano, y los valores que engrandecen su vida terrenal y espiritual, su actitud es pasiva, espera el destino como lo que eligió en su anterior reencarnación, conoce el pasado de su alma, y nada tiene que temer.
—  Alguien que no actuó bien con usted inconscientemente, viene a pedir perdón en plena conciencia de lo que hizo. ¿Vuelta a empezar? Depende de usted.
El Ermitaño + La Templanza:
—  Otra combinación que nos habla de los motivos que se crearon hace mucho tiempo, de las razones que hubieron en el pasado, y que entonces eran muy importantes pero hoy en día se disolvieron, ya no dañan, se aceptaron, se cambio la forma de verlas. Ya no se sangra por lo que pasó, ahora es hora del perdón, de las buenas intenciones. La Templanza movió las emociones, y ahora puede ser posible una reconciliación o una relación al menos desde el respeto, son las cosas que produce el perdón.
—  Dos cartas que hablan del interior, ni hombre ni mujer, el interior es idéntico en todos los seres humanos. Puede estar refiriéndose a una trasmutación. Alguien que descubrió que se es más feliz desde el amor.

El Ermitaño + La Templanza invertida + La Estrella invertida:

—  Si sale invertida La Templanza esto está en proceso, quizás aunque lo desee no consigue cambiar. Ver las demás cartas, en esta combinación, si aparecen mas símbolos que hablen del alma y las condiciones espirituales, nos está hablando de un espíritu inferior, o un espíritu que debe aun muchas vidas por algún hecho del pasado que acarreó vidas de otros; un capitán de barco que por su imprudencia murieron muchas personas, alguien que desoyó un grito de auxilio y no actuó escondiéndose en la cobardía o falta de empatía o humanidad, etc. Con La Estrella invertida le suma a esta combinación un karma muy pesado. Viene a aconsejarle paciencia, comprensión, pues ésta en una lucha consigo mismo, y él también sufre por como es. Él lucha, intenta superarse, si puede ayúdelo, pero si ve que le arrastra, suéltelo, porque en su registro karmico hay La Fuerza de un agujero negro, y puede llevarse a personas que aun no estén formadas para ayudarlo. Estamos hablando de las enfermedades del alma.

El Ermitaño + El Diablo:

—  Acompañada de Oros; siempre nos habla de dinero escondido, Con El Mundo; secretos valiosos, algo que alguien tiene y que podría ser del consultante. Puede aplicarse a todo; salud, dinero o amor. Se refiere a cualquier cosa oculta para el que consulta.
—  Observe las demás cartas, puede que alguien le esté guiando por un camino que no lleva a donde cree (con La Luna o 2 de Espadas detrás) O tal vez usted es consciente de hacia dónde lo lleva la luz de su farolillo, en realidad es lo que deseaba, aunque tenga que esconderlo para siempre, y esconderse del resto de la gente. ¿en qué se ha metido? ¿de veras no lo puede contar? ¿a qué viene tanto misterio?
—  Esta es la combinación que nos muestra a las personas cuando les entra la prisa por vivir. Pareciera, que todo lo anterior no fue «vida». En estos periodos es común fundir las tarjetas de crédito por necesidad de alimentar el ego y darse uno mismo lo que cree que se merece. Puede ser tras un divorcio, cuando a algunas personas le salen dos alas para volar al otro lado, al que nunca tuvo; diversión, lujo, sexo, sentirse libre de la voz que durante 25 años p.e. le taladró el oído;
*¿Cuanto has cobrado? ¿Y por qué faltan 45 €?
*No podemos comprar la moto de agua, es para la matricula de la universidad de Anita en septiembre.
*Esa videoconsola es carísima Pepe, con ese dinero lleno tres meses el frigorífico, cómprate esa que es igual, salen los muñecotes y lleva 120 juegos gratis. A fin de cuentas, ¡para el tiempo que estás en casa!…
*¿Irnos los dos solos a Tenerífe? ¡Estás loco!  ¿Por qué?, ¿y qué hacemos con mi padre? ¿Lo dejamos aquí solo?…
Ahora, toma las riendas de su vida, esté casado o divorciado, esta persona la va a liar. El cambio es inminente; ha percibido su cuerpo carnal y quiere vivirlo.
—  Los espíritus viejos viven esos periodos en la juventud, los espíritus jóvenes al final de la vida terrenal. Por eso existe la crisis de los 30, la de los 50, la de los 15, la de los 70. Los conflictos surgen cuando uno no está preparado o lo sacan de su contexto; la adolescencia puede chocar con la paciencia y la estabilidad y conocimiento de un espíritu viejo. Y viceversa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Combinaciones del Tarot

This site is protected by wp-copyrightpro.com